Los Sueños






Una de las primeras cuestiones que considero relevante sobre los sueños es el origen; hay distintas ideas acerca de ello así como también sobre la finalidad que poseen. Hay varios elementos distintivos que la Psicología Analítica propone; algunos no parecen tener mayor oposición, como el hecho que los contenidos y formas de los sueños tienen significados difíciles de comprender desde la lógica de la consciencia. En muchas ocasiones, el sueño nos parece ajeno, como una locura o una cosa rara que vimos anoche. Otras noches, los sueños nos dejan perturbad@s y no podemos dejar atrás esa vivencia. Y a veces, parecieran ser producto del azar. Pero es justamente a raíz de lo anterior que resulta importante considerar, que “a diferencia de otros contenidos de la consciencia, los sueños no parten de una continuidad clara, lógica y emocional de las vivencias, sino que son restos de una actividad psíquica característica que tiene lugar durante el sueño.” (Jung, OC Vol 8, p.237). 


En la historia de la humanidad los sueños han cumplido un rol importante, a través de ellos el ser humano esperaba una cura, a veces un consejo y otras veces revelaciones importantes para la sobrevivencia de todo un pueblo. A pesar de la inexplicabilidad de muchos sueños, no es un mundo incongruente el que aparece en la noche. Al prestar mayor atención a ellos siempre encontramos elementos de la situación vital del soñante, imágenes que “son importantes por sí mismas, ya que albergan el significado por el que precisamente aparecen en el sueño.” (Jung, OC Vol 8, p.245).


Los sueños no se entienden a simple vista, su origen inconsciente nos obliga a analizarlos para traerlos a la consciencia de un modo comprensible y para ello, tenemos que familiarizarnos con el mundo simbólico. “Para la concepción finalista, las distintas imágenes del sueño tienen un valor propio...ve en la imagen del sueño la expresión de una situación psicológica diferente... el símbolo del sueño tiene más bien el valor de una parábola: no oculta, ilustra.” Jung, OC 8, 471. ¿Qué es símbolo? Un puente entre lo consciente y lo inconsciente. Es la expresión de una cosa que en el momento, no puede ser formulada de otra manera; no se traducen en lo inmediato, los símbolos y su proceso de elaboración permiten profundizar en el sentido de la vivencia. Por eso, es clave practicar esta forma de lenguaje simbólico.


Los sueños pueden no ser explicados por el soñante pero, a pesar de ello, pueden mostrar elementos de su situación vital, con lo cual se genera una suerte de lectura en otro nivel. Hay una movilización consciente e inconsciente que viene dada por los símbolos que el sueño entrega. “Es característico de los sueños preferir el lenguaje de las imágenes e imaginativo a las afirmaciones sin color y meramente racionales.” (Jung, OC 18/1, p.197).


En la psicoterapia me ha resultado esencial el trabajo con los sueños, nos van indicando un camino diferente. “La interpretación de los sueños también facilita la cura al complementar las experiencias conscientes del que sueña, con lo cual libera sus energías reprimidas y abre su mente consciente a su contenido mental inconsciente.” (Mattoon, El análisis junguiano de los sueños, p.24).








Entradas populares de este blog

Laboratorio de Sueños 2023

Psicoterapia

Crisis de Pánico